Consumo Saludable de Grasa

Las grasas son indispensables en una alimentación saludable; aportan ácidos grasos cardio-protectores como los omega 3 y omega 6; grasas mono-insaturadas que también mantienen bajos los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre; y contienen vitaminas liposolubles como la A, D, E y K. Contribuyen también a la buena presentación, al brillo y al sabor de los alimentos. Por lo tanto, es necesario saber consumir las grasas porque aunque indispensables, tienen una alta concentración de calorías (9 calorías por gramo) y su consumo abundante puede contribuir al aumento de peso.

Los laboratorios farmacéuticos han colocado en el mercado unos medicamentos que ayudan a eliminar parte de la grasa de la alimentación, pero funcionan en condiciones óptimas cuando las personas son responsables en el consumo moderado de grasas; de los contrario, al sobrecargar el intestino de grasa, aparecen trastornos como incontinencia fecal, eliminación de gases y manchas de grasa en la ropa interior; no por el medicamento sino por el exceso de grasa de la dieta.

Los estudios señalan que la gente ha aumentado el consumo de grasas, porque hoy día come más en la calle comida rápida y más productos de panadería. La vida moderna, esclava del tiempo, ha cambiado los procesos de cocción más saludables como hervir, asar y hornear; por freír, que es más rápido.

10 TIPS PARA EL CONSUMO SALUDABLE DE GRASA

  1. Lleve control de cuánta grasa (aceite, mantequilla, margarina y mayonesa) compra para su casa y manténgalo restringido.
  2. Compre y consuma grasas saludables en moderación; aguacate, aceite de oliva, maíz o canola; maní, nueces y sardinas.
  3. Si consume productos de panadería, evite las masas de hojaldre; prefiera cachitos en vez de pastelitos y mejor aún si pide sándwich.
  4. Prefiera leche descremada y quesos blancos; los amarillos contienen mucha grasa.
  5. Evite alimentos fritos que pueden tener otra preparación como pescados, carnes, tajadas, tostones y papas fritas.
  6. Prefiera carnes a la plancha o al horno, plátano al horno y papas salcochadas. Evite las empanadas y arepas fritas.
  7. Evite las salsas y prefiera las carnes a la plancha. Las salsas están permitidas si se usa grasa en moderación o son preparadas sin grasa; es decir: ajo, cebolla, pimentón y caldo de res o de pollo.
  8. Sea cuidadoso al añadir mantequilla, margarina o mayonesa a sus panes, arepas, pastas o papas.
  9. Evite alimentos con alto contenido de grasas como papas fritas, pollo frito, perros calientes, empanadas y hamburguesas.
  10. Evite las galletas de mantequillas o con relleno de crema con sabor a coco, fresa o vainilla.
  11. Evite los helados de crema, prefiera los helados de yogurt o fruta.

 

Bethania Blanco. Médica Nutróloga

bcblanco@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *