Un cuerpo saludable es indispensable para la fertilidad.

Madre y padre saludables son más importante para el bebe que la cuna; el moisés; el color del cuarto; los abriguitos y el baby-shower a los que tanto esfuerzo y recursos le dedican.
Peso adecuado; medida de cintura adecuada; valores sanguíneos en rango normal; manejo de herramientas anti-estrés; hogar libre de tabaco y familia funcional, son algunos de los requisitos que la futura madre y el futuro padre deben cumplir para garantizar el mejor comienzo y el mejor entorno para el tan ansiado bebe.
Casi todos esos requisitos están en nuestras manos lograrlos; no quiere decir que sea fácil alcanzarlos y mantenerlos, pero vale la pena el esfuerzo.
No fumar no le garantiza la fertilidad, pero sumado a otras conductas de un estilo de vida saludable constituye la base, no solo para la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles que acortarían la vida de los nuevos padres, sino también para poner a cada organismo en las mejores condiciones de fertilidad; mejores funciones metabólicas y mejor riego sanguíneo de todo el cuerpo.
Si usted quiere ponerse en las mejores condiciones para la fertilidad deberá comenzar por eliminar trastornos tan frecuentes como 1.- Sobrepeso; 2.- Resistencia a la insulina (muy frecuente en personas con sobrepeso); 3.- Hiperlipidemias (cifras altas en sangre de colesterol, triglicéridos y LDL o colesterol malo) y 4.- Hiperglicemia (cifras altas de azúcar en sangre).
Cómo comenzar? Empiece por conocer su situación, quiere decir, conozca su peso, su medida de cintura y las cifras de indicadores en sangre; estas últimas debe tomarlas de los resultados de las pruebas de laboratorio que le indica su médico. O sea, antes de llevar los resultados a su médico, revise las cifras y anótelas. Revise que su colesterol total esté por debajo de 200; los triglicéridos y el LDL deben estar por debajo de 150; la glicemia por debajo de 100 y el colesterol bueno o HDL por arriba de 50. Se dio cuenta que partimos de 200 y fuimos bajando de 50 en 50? Veámoslo en un cuadro.

Colesterol total Menos de 200
Triglicéridos y LDL o colesterol malo Menos de 150
Glicemia Menos de 100
HDL o colesterol bueno Más de 50

Para saber su peso saludable; puede consultar las tablas de peso de acuerdo a la estatura y a la contextura corporal o las tablas de Índice de Masa Corporal conocido como IMC, pero una regla práctica es que usted debería tener el peso que tenía a los 24 años o al menor peso que ha tenido los últimos 5 años. Con relación a la medida de cintura procure tener 80 centímetros o menos. Conoce la medida de su cintura?. Si no la conoce, tome una cinta métrica o cinta de costurera, párese derecha mirando al frente. Tome la punta de la cinta con una mano y con la otra mano pase el otro extremo por la espalda hasta llegar al frente justo sobre el ombligo. Marque la medida y lea el resultado. Ojalá sea 80 centímetros o menos. Recuerda las medidas de las reinas de belleza 90-60-90? Nos conformamos con menos de 80 centímetros de cintura.
Para un peso saludable en aquellas personas que han sumado algunos kilos, tenemos las siguientes recomendaciones prácticas y sencillas: 1.- Reduzca las porciones de los alimentos que consume diariamente; coma menos!. 2.- Cambie lo que toma por agua, se ahorrará como 120 calorías por cada vaso de jugo, de gaseosa o de cerveza que cambie por agua. 3.- Procure que la mitad de su plato sea de vegetales y la otra mitad dividida en partes iguales la carne o pollo; arroz, pasta o papas y una cucharada sopera de caraotas, lentejas o similares o un trozo pequeño de plátano. 4.- Elimina las golosinas y 5.- Modere el consumo de bebidas alcohólicas.
En resumen, un estilo de vida saludable es la base para tener la salud que permita el óptimo desempeño físico, mental e incluso reproductivo. Algunas conductas saludables establecidas por la Organización Mundial de la Salud son: no fumar; hacer ejercicio físico regularmente; tener un peso saludable; combatir el estrés con meditación; establecer y mantener relaciones familiares y sociales; consumir al menos 5 porciones de frutas y vegetales al día; consumir bebidas alcohólicas en moderación y responsablemente.
El seguimiento de una o dos conductas saludables no tiene el beneficio que tiene todo el conjunto de conductas ya descritas. La invitación es que todos los futuros padres y madres adopten un estilo de vida saludable desde temprana edad y lo promocionen entre sus hijos y familiares.

Bethania Blanco. Médica Nutróloga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *