Chequeo Médico

Chequeo Médico

Fui a la clínica del Señor Jesús para hacerme un chequeo de rutina. Yo me sentía bien, pero para mi sorpresa, me diagnosticó algunos problemas de salud espiritual. Cuando Jesús me tomó la presión, vio que estaba bajo de ternura. Al tomarme la temperatura, el termómetro registró 40º de ansiedad. Me hizo un electrocardiograma y me dijo que necesitaría hacerme un by pass de amor, porque mis arterias estaban bloqueadas de soledad y no abastecían mi corazón vacío. Pasó a revisarme las piernas y los brazos, ya que no podía caminar al lado de mi hermano y tampoco podía dar un abrazo fraternal porque me había hecho daño al tropezar con la envidia. También me encontró miopía porque no podía ver más allá de las cosas negativas de mi prójimo. Cuando le dije que no podía oír bien, Jesús me diagnosticó que el problema era que había dejado de escuchar su voz cada día. Por todo esto, Jesús me dio las siguientes instrucciones: Al levantarme, en ayunas, beber un vaso de agradecimiento… Antes de llegar al trabajo, tomar una cucharada de paciencia… Cada hora, ingerir un comprimido de humildad y unas gotas de mansedumbre… Al llegar a casa, inyectarme una dosis de amor… Y antes de acostarme, tomar dos cápsulas de arrepentimiento para limpiar mi conciencia… “No te deprimas ni te desalientes, ante lo que estás viviendo hoy. Dios sabe perfectamente cómo te sientes, sigue su voluntad y sus propósitos y tendrás un corazón lleno de gozo”

Guardar

Sexualidad y Fertilidad

Sexualidad y Fertilidad

Es maravilloso cuando luego de un encuentro sexual se concibe una nueva vida. Es la máxima realización del acto sexual. Es el clímax de la unión de la esencia masculina y la esencia femenina.
Es el resultado de una danza de placer y amor que se materializa a través de hacer brotar la vida.
Un bebé vendrá en camino como una bendición para la pareja que ha elegido ser padres. Y el principio de todo fue “Hacer El Amor”.
Es de todos conocido, que cuando por vías naturales es difícil concebir, la ciencia y la tecnología han aportado métodos de ayuda para hacer posible el milagro del embarazo. Pero es también conocido que se atraviesan momentos difíciles para la pareja, su sexualidad y su intimidad cuando se tiene que acudir a estos métodos.
Estos son los tiempos en los cuales se ha reconocido científicamente la conexión que existe entre la mente y el cuerpo. Y más aún, se ha reconocido el valor del placer y del amor en la salud y en la función corporal adecuada.
No se puede entonces desechar la importancia que tienen la sexualidad y el placer en crear las condiciones ideales para la concepción ya sea por métodos naturales o con apoyo médico.
El estado de consciencia y la actitud de hombre y mujer tienen un impacto en su función fisiológica. El estar tranquilos, relajados y confiados son estados necesarios para facilitar la concepción. Es conveniente integrar también el placer, la intimidad y el amor como ingredientes igual de importantes.
Cuando la pareja se ve expuesta a las exigencias de los métodos de fertilización vive momentos de gran estrés, y la sexualidad romántica y placentera pareciera pasar a un segundo plano.
Esto debería corregirse, ya que una sexualidad lenta, íntima y amorosa representa un baño de sustancias químicas poderosamente positivas para la concepción.
La oxitocina en particular es la hormona del placer, que se produce desde el momento que se recibe un dulce abrazo y que tiene su máxima cuantía durante la experiencia del orgasmo.
La oxitocina genera contracciones en el útero que facilitan el proceso de la fecundación. Aparte genera un estado de seguridad y confianza por su efecto en los centros nerviosos superiores, como resultado de los cuales la pareja se siente más unida, más amorosa y más positiva en general.
No hay duda que todos estos estados de ánimo impactan positivamente el sistema inmunológico y la producción de hormonas facilitando el proceso de concepción o de fertilización asistida.
“Hacer El Amor” es una pieza importante en el manejo de la ayuda a la fertilidad. Favorecer encuentros íntimos, dulces y muy placenteros crea las condiciones para que la mente y el cuerpo estén alineados al momento de recibir al óvulo fecundado.
Te invitamos a valorar los encuentros sexuales, amorosos y con mucho placer, durante todo el proceso de fertilización asistida.
A continuación te damos unas sugerencias para aliviar el estrés de los encuentros sexuales cuando estés en proceso de fertilización asistida.

1. Usa la respiración a tu favor. Respirar es vida. Te recomendamos respirar con placer. Inhalar por la nariz y exhalar por la boca permitiéndote vocalizar la letra “a” en esta forma “aaaaaaahhhhh”. Prácticalo a solas varias veces para que luego te salga natural cuando estés con tu pareja.

2. Utiliza el método de la CARICIA CONCENTRADA. El que DA la caricia debe hacerlolentamente y debe procurar que le guste a su mano la sensación de la caricia que está realizando. Que se sienta rico en su mano lo que está haciendo (no enfocarse en tratar de complacer al otro sino concentrarse en lo rico que se siente lo que está haciendo). Si el que DA la caricia “siente” el placer en su mano, el que RECIBE también sentirá ese placer.
En cambio cuando el que DA la caricia se esfuerza demasiado en complacer, se pone muy mental y el que RECIBE no siente tan rico, sino que recibe una caricia demasiado pensada.
Así que el truco es que le guste a quien está DANDO la caricia y así automáticamente le gustará a quien RECIBE la caricia.
El que RECIBE la caricia debe concentrarse en las sensaciones que está sintiendo y hacer un ejercicio de “anticipar” hacia adonde se moverá la mano de quien lo está acariciando.
Este ejercicio permite estar muy presente en las sensaciones. Cuando se recibe la caricia y se está atento a anticipar hacia donde se moverá la mano, es mucho más fácil no perderse ni distraerse de la caricia y el efecto es muy placentero.

3. Comparte la energía sexual que se despierta por la “respiración de placer” y la “caricia concentrada”. Luego que hayas experimentado un rato de caricia y respiración haciendo “aaaahhhh” simplemente abrázate a tu pareja e imagina que hay una luz azul que viene subiendo desde los pies y envolviéndolos a ambos como un espiral. Es solo un asunto de imaginación. La luz azul sube envolviendo como un espiral a la pareja desde los pies hasta la cabeza. Luego imaginas que sale por la cabeza y se vierte como el agua de una fuente a ambos lados de ustedes. Respiran un rato en esa sensación y luego hacen el ejercicio inverso. Se imaginan que la luz azul viene bajando desde la cabeza y envolviendo a la pareja en forma de espiral hasta llegar a los pies desde donde la luz azul penetra en la
tierra y produce la sensación de que la pareja está estable y bien plantada.
Este ejercicio se puede hacer acostado o parado.
Lo pueden hacer los dos integrante de la pareja o lo puede hacer uno solo.
Lo pueden hacer durante el acto sexual o simplemente como una forma de crear intimidad y desarrollar confianza y conexión. Y este ejercicio SIEMPRE SALE BIEN porque es sÓlo un juego de imaginación y la energía siempre
sigue la intención.
Esperamos que estos consejos te ayuden a lograr una experiencia de “Hacer El Amor” a pesar de que estés pasando por todos los desafíos de un proceso de fertilización asistida.

Dra. María Gabriela Santini Vila
Médico. Educadora en Sexualidad Holística. Directora de la Escuela de Sexualidad y Espiritualidad
www.sexoyespiritu.com

Infertilidad Masculina y Ansiedad

barriga circuloDiversos estudios han mostrado que el estrés psicológico podría ser una de los factores de infertilidad sin una causa aparente en parejas que buscan lograr un embarazo. Un estudio llevado a cabo en el Centro de Medicina Reproductiva y Biología del European Hospital en Roma y publicado en la revista Fertility and Sterility (Mayo, 2013) mostraron que aquellos varones con un elevado estado de ansiedad relacionaba negativamente con su fertilidad, en comparación a varones que no mostraron factores de estrés en los últimos 3 meses previos al estudio.

El estudio examinó características conductuales relacionados al estrés como grado de ansiedad, alteraciones del sueño, consumo de alcohol, consumo de tabaco; y estos fueron relacionados a parámetros seminales como el volumen de semen, concentración, movilidad y morfología de espermatozoides, fragmentación del ADN espermático; en pacientes que realizaban el primer ciclo de Fecundación In Vitro (FIV) con sus parejas buscando que lograr un embarazo.

Los investigadores mostraron que un alto grado de ansiedad y estrés estaban asociados a bajos volúmenes seminales, reducida concentración y motilidad espermática y un incrementado nivel de fragmentación del ADN en espermatozoides, en comparación a los controles.

Los científicos sostienen que este estudio sugiere que el estado de ansiedad en el varón representa un factor importante involucrado en la infertilidad masculina. Hábitos como el consumo de alcohol y tabaco conducen a estados ansiosos que en períodos largos conllevaría a alteraciones en la calidad del semen y espermatozoides afectando los resultados dentro de los programas de reproducción asistida. Resulta por tanto importante considerar cambios de hábitos nocivos en aquellos varones que junto a sus parejas están buscando lograr un embarazo; y asimismo, es importante en ellos el manejo psicológico para reducir los estados de ansiedad y estrés para lograr mejores resultados.

Óvulos donados

Óvulos  donados

Para los que no se rinden jamás…

La fecundación in vitro con óvulo donados es un tratamiento que se desarrolló para ayudar a las mujeres que no pueden tener bebés porque no produce óvulos. A veces, esto pasa porque postergamos el embarazo para hacer un postgrado, estabilizarnos con la pareja, porque tenemos menopausia precoz, o porque perdemos los ovarios por cáncer o endometriosis. También sirve para ayudar a las mujeres que tiene riesgo de transmitir enfermedades genéticas a su descendencia.
Muchas buscamos el momento más adecuado para procrear, y sin darnos cuenta nos vamos acercando a los cuarenta años, entonces la cantidad y la calidad de nuestro óvulos van disminuyendo. Los óvulos donados nos pueden brindar la oportunidad de vivir la maravillosa experiencia del embarazo y el parto de un bebé. Es la solución para ser madre y es la técnica que ofrece mayores probabilidades de éxito. Esto es posible gracias a que existen mujeres que quieren ser donantes, que quieren hacer algo trascendente en sus vidas y disfrutan ayudando a los demás… ayudando a otras mujeres que piensan igual que ellas, que tener un bebé es una parte esencial de la vida.
Después de recibir la noticia de que el tratamiento más indicado para nuestro caso es la fecundación in vitro con óvulos donados nuestras primeras reacciones a veces son pensamientos como: “No puede ser”, “¿Será mi hijo?”, “ Mi esposo no va querer”… Todas estas expresiones pueden ir acompañadas de llanto, desolación, sentimientos de culpa, impotencia y otros.
Cuando salimos de la consulta con el especialista en fertilidad, a veces decimos no volver por un tiempo, y comenzamos una búsqueda de información en varios medios: revistas, internet, aprobación por parte de familiares y amigos. No toda la información que encontramos en estos medios es veraz. No toda la información que nos suministran las personas que tenemos alrededor es correcta, generalmente están basadas sólo en anécdotas de otras personas.
Las respuestas que buscamos deben estar basadas en evidencia científicas. Las palabras mágicas son: Apoyo emocional especializado. Si su médico le ha dicho que la fecundación in vitro con óvulos donados es el tratamiento indicado para su caso, y usted siente que no está preparada, que tiene dudas, temores, incertidumbre, le recomendamos buscar apoyo emocional especializado; Es decir, ayuda profesional con un psicólog@ especializad@ en fertilidad, que conozca la realidad, las estadísticas, la evidencia científicas, que maneje información científica actualizada sobre estos temas.
Los psicolog@s especialistas en fertilidad tendrán las respuestas a todas sus dudas y preguntas. De manera que usted pueda tomar decisiones informada, y participe activamente en la búsqueda de su fertilidad.
A lo mejor usted cree que su esposo no va a aceptar esta opción, pero la realidad es que los estudios científicos demuestran que los hombres aceptan más fácil la donación que las mujeres, que ellos resuelven el problema, pasando rápidamente la página hacia la siguiente opción.
Acerca de decirle a su familia, los psicólogos y las asociaciones de profesionales especialistas en fertilidad recomiendan que los niños sean informados sobre el tratamiento que fue usado para concebirlos, pero algunos padres deciden no decirles. Si no se lo piensa decir o no está seguro, tal vez sea mejor no decirlo a nadie de su familia, sólo a su esposo.
Sobre si va a querer a su bebé: los lazos afectivos son más importantes que los lazos genéticos. De hecho, las personas que más amamos en la vida, son nuestros esposos y no tenemos ningún vínculo genético con ellos. Las investigaciones científicas demuestran que lo más importantes en el desarrollo de la personalidad de un hijo es la crianza, es decir, la calidad de la relación que tiene con su padre. Los padres son los que enseñan valores, los que guían en la vida, el ejemplo, los que indican el sendero por donde debe transitar.
Debemos estar seguros de que es lo que queremos para nuestras vidas, sin tratar de complacer a otras personas cuando estamos en la búsqueda de un hijo. ¿Estamos buscando nuestro bienestar?… ¿Que estamos buscando?
Los hijos no arreglan los problemas de nuestras vidas, los problemas los arreglamos nosotros para brindarles a ellos un hogar lleno de alegría y con valores. Así cuando crezcan serán hombres y mujeres trabajador@s de bien, útiles a la sociedad.
Una vez que estemos bien informadas y hayamos aclarado todas nuestras dudas con los profesionales que colaboran en nuestros tratamientos, vamos a estar emocional y psicológicamente tranquilos para tomar decisiones informadas y estaremos listas para recibir a nuestros embriones con amor y esperanza.
Una nueva vida crecerá, el embarazo transcurrirá con armonía, nuestra sangre lo nutrirá, en pocos días su corazón comenzará a latir, pronto nos dirán el sexo, comenzaremos a sentir cómo se mueve, con la ayuda del ecosonograma lo veremos dentro de nuestra barriga mecerse y chupándose el dedo, veremos sus facciones en el eco tridimensional… y en unos meses nacerá NUESTROS HIJO! El más bello de todos los bebés.
El apoyo emocional especializado le brinda estabilidad, tranquilidad, privacidad, información veraz, comienza, actitud positiva, esperanza y alegría que son algunos ingredientes importantes para tener un final feliz.
Usted tiene derecho a formar una familia. “La familia empieza por el amor a aquel que tiene más cerca” (Javier Casares)


Lic. María Yolanda Lavie
Psicoterapeuta
Mayolavieo@hotmail.com

Un cuerpo saludable es indispensable para la fertilidad.

Un cuerpo saludable es indispensable para la fertilidad.

Madre y padre saludables son más importante para el bebe que la cuna; el moisés; el color del cuarto; los abriguitos y el baby-shower a los que tanto esfuerzo y recursos le dedican.
Peso adecuado; medida de cintura adecuada; valores sanguíneos en rango normal; manejo de herramientas anti-estrés; hogar libre de tabaco y familia funcional, son algunos de los requisitos que la futura madre y el futuro padre deben cumplir para garantizar el mejor comienzo y el mejor entorno para el tan ansiado bebe.
Casi todos esos requisitos están en nuestras manos lograrlos; no quiere decir que sea fácil alcanzarlos y mantenerlos, pero vale la pena el esfuerzo.
No fumar no le garantiza la fertilidad, pero sumado a otras conductas de un estilo de vida saludable constituye la base, no solo para la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles que acortarían la vida de los nuevos padres, sino también para poner a cada organismo en las mejores condiciones de fertilidad; mejores funciones metabólicas y mejor riego sanguíneo de todo el cuerpo.
Si usted quiere ponerse en las mejores condiciones para la fertilidad deberá comenzar por eliminar trastornos tan frecuentes como 1.- Sobrepeso; 2.- Resistencia a la insulina (muy frecuente en personas con sobrepeso); 3.- Hiperlipidemias (cifras altas en sangre de colesterol, triglicéridos y LDL o colesterol malo) y 4.- Hiperglicemia (cifras altas de azúcar en sangre).
Cómo comenzar? Empiece por conocer su situación, quiere decir, conozca su peso, su medida de cintura y las cifras de indicadores en sangre; estas últimas debe tomarlas de los resultados de las pruebas de laboratorio que le indica su médico. O sea, antes de llevar los resultados a su médico, revise las cifras y anótelas. Revise que su colesterol total esté por debajo de 200; los triglicéridos y el LDL deben estar por debajo de 150; la glicemia por debajo de 100 y el colesterol bueno o HDL por arriba de 50. Se dio cuenta que partimos de 200 y fuimos bajando de 50 en 50? Veámoslo en un cuadro.

Colesterol total Menos de 200
Triglicéridos y LDL o colesterol malo Menos de 150
Glicemia Menos de 100
HDL o colesterol bueno Más de 50

Para saber su peso saludable; puede consultar las tablas de peso de acuerdo a la estatura y a la contextura corporal o las tablas de Índice de Masa Corporal conocido como IMC, pero una regla práctica es que usted debería tener el peso que tenía a los 24 años o al menor peso que ha tenido los últimos 5 años. Con relación a la medida de cintura procure tener 80 centímetros o menos. Conoce la medida de su cintura?. Si no la conoce, tome una cinta métrica o cinta de costurera, párese derecha mirando al frente. Tome la punta de la cinta con una mano y con la otra mano pase el otro extremo por la espalda hasta llegar al frente justo sobre el ombligo. Marque la medida y lea el resultado. Ojalá sea 80 centímetros o menos. Recuerda las medidas de las reinas de belleza 90-60-90? Nos conformamos con menos de 80 centímetros de cintura.
Para un peso saludable en aquellas personas que han sumado algunos kilos, tenemos las siguientes recomendaciones prácticas y sencillas: 1.- Reduzca las porciones de los alimentos que consume diariamente; coma menos!. 2.- Cambie lo que toma por agua, se ahorrará como 120 calorías por cada vaso de jugo, de gaseosa o de cerveza que cambie por agua. 3.- Procure que la mitad de su plato sea de vegetales y la otra mitad dividida en partes iguales la carne o pollo; arroz, pasta o papas y una cucharada sopera de caraotas, lentejas o similares o un trozo pequeño de plátano. 4.- Elimina las golosinas y 5.- Modere el consumo de bebidas alcohólicas.
En resumen, un estilo de vida saludable es la base para tener la salud que permita el óptimo desempeño físico, mental e incluso reproductivo. Algunas conductas saludables establecidas por la Organización Mundial de la Salud son: no fumar; hacer ejercicio físico regularmente; tener un peso saludable; combatir el estrés con meditación; establecer y mantener relaciones familiares y sociales; consumir al menos 5 porciones de frutas y vegetales al día; consumir bebidas alcohólicas en moderación y responsablemente.
El seguimiento de una o dos conductas saludables no tiene el beneficio que tiene todo el conjunto de conductas ya descritas. La invitación es que todos los futuros padres y madres adopten un estilo de vida saludable desde temprana edad y lo promocionen entre sus hijos y familiares.

Bethania Blanco. Médica Nutróloga.